Cada vez que visito Los Angeles siento que es la primera vez. Hay muchas cosas que me enamoran de aquí: esa luz de sus atardeceres no tiene rival, la calidez de su gente, la tercera parte mexicanos que han venido a construir cada sueño.

No podemos dejar pasar la variedad y las delicias que se pueden encontrar en cada restaurant, cafecito o esquina de esta ciudad. Mi favorito? Gracias Madre, restaurant vegetariano con influencia Mexicana. Tacos sin carne que saben a carne, sí! Allí los tienen! Pero tengo que confesar que lo mejor de venir a trabajar en LA es poder darle una “vueltica” a mi hija Maria Elena.

Ya hace casi un año que se mudó aquí, como muchos, a trabajar en lo único que le apasiona: luces, cámaras, acción! Y yo no puedo mas que apoyarla como lo hizo mi madre conmigo en su momento. Pero no deja de ser difícil despedirme de ella a cada rato. Las madres me entenderán. Eso de ser mamá de lejos, no es muy buen negocio, siempre te deja con el corazón partío. Así que este romance mío con LA creo que va en serio.

Advertisement

Advertisement

Si quieres ver más temas de estilo, visita mi página web ChiquiDelgado.com