Sí! Y yo me voy con ellos.

Esta nueva aventura bloguera no pudo tener un mejor comienzo. Ya saben de esta inquietud mía por la moda. Comenzó cuando yo era apenas una niña, mi mamá me buscaba en la escuela y me instalaba todas las tardes como ayudante en sus tiendas de ropa. Flotaba entre carteras, zapatos y vestidos de temporada, me maravillaba ver cómo le cambiaba el ánimo a sus clientas al probarse cada pieza. Desde allí supe que cuando una mujer lleva el vestido correcto también lleva la actitud correcta.

Ya sea trabajando como modelo en mis comienzos, luego como actriz y presentadora, la moda siempre ha sido mi aliada. Así que desde hace un par de años comencé a explorar esta maravillosa industria con ojos de empresaria. Con emoción indescriptible y mucho trabajo de por medio, así llegó mi primera colección de vestidos. Luego vino una soñada colaboración con David Lerner y recientemente he presentado nuevas colecciones con Home Shoping Network.

Advertisement

Así, puedo decir que la moda llegó a mi vida para quedarse, y aquí estoy, preparando mi equipaje con rumbo a París Fashion Week! Es una experiencia que siempre quise vivir, pero, ¿qué lleva uno en la maleta para cumplir con semejante compromiso? Creo que lo indispensable ya lo llevo: una ilusión enorme de contarles esta aventura a través de mis ojos, y dejarles esa sensación de haber viajado en mis zapatos…